jueves, 17 de junio de 2010

La Contaminación

Introducción

La contaminación es el daño de una sustancia o el exceso de factores contaminantes y la descomposición de materiales inorgánicos presentes en el ambiente encontrados juntos en un área especificada. La contaminación es creada por los hechos o acciones que realizan los humanos indebidamente.

Las sustancias o desechos tóxicos contienen un tanto por ciento de toxinas que son nocivas para nuestra salud.

Por ejemplo:

Un área determinada del ambiente tiene una capacidad de contaminantes tóxicos para hacer un equilibrio, Pero cuando esos contaminantes se acumulan en la misma área, ya se crea lo que es la contaminación y comienza un ciclo de descomposición del material o desecho.

La Contaminación afecta a diversos factores que conforman un ecosistema determinado, en ellos se pueden encontrar varios tipos de contaminación según el factor al que se le influye este mismo:

*Contaminación del Agua.
*Contaminación del Aire.
*Contaminación de los Suelos.
*Efecto Invernadero
*Contaminación de la Basura
*Contaminación Sónica


Desarrollo








Contaminación Del Agua
Acción o al efecto de introducir materiales inorgánicos al agua de forma directa o indirecta que actúa de forma perjudicial para usos posteriores o servicios ambientales.

Los cursos de agua van recibiendo en su camino residuos de dos tipos: orgánicos e inorgánicos. Los primeros provienen de cloacas, restos de fibra de la agricultura e industrias como las frigoríficas y papeleras. En general los residuos orgánicos son degradados por microorganismos que producen así una depuración natural.
Las bacterias aeróbicas (que necesitan oxígeno para vivir) son las que intervienen como agentes reciclantes de esta basura. Sin embargo este tipo de actividad consume el oxígeno del agua. A medida que los desechos orgánicos aumentan, los niveles de oxígeno disueltos en el agua diminuyen. Esto puede afectar a los organismos que viven en ese medio.
Los residuos inorgánicos son también una fuente peligrosa de trastornos. Las industrias generan compuestos clorados, solventes, derivados de cianuro, resinas sintéticas, pinturas, metales pesados, ácidos, materiales radioactivos y otros desechos. Muchas veces estos residuos se vuelcan a los cursos de agua sin ningún tipo de tratamiento previo. Esto es una gran amenaza, no solo para el hombre sino para todos los organismos vivos.











Contaminación Del Aire.
En el Aire que respiramos, se encuentran mezclas de gases que lo conforman que es vital para la existencia humana, animal y vegetal.


*Oxígeno
*Nitrógeno
*Argón

Las fuentes contaminantes que sí se pueden evitar son las artificiales, producidas por actividades humanas. Entre ellas, la principal es la combustión del carbón, nafta, petróleo, gas y leña. Por este medio se quita el oxígeno presente en el aire y se libera dióxido de carbono y residuos venenosos.
Autos, colectivos, camiones y barcos son una gran fuente de contaminación. Los escapes arrojan monóxido de carbono, sustancia que puede provocar asfixia, anemias y enfermedades circulatorias. También óxido de nitrógeno que es fuente de irritaciones y alteraciones en el aparato respiratorio. Lo mismo ocurre con el dióxido de azufre.
Finalmente las partículas de plomo que los escapes liberan a la atmósfera en forma de bromuro o cloruro de plomo son una fuente de intoxicación peligrosa. Muchas compañías petroleras tienden a fabricar naftas sin este elemento.
Para completar el cuadro anterior, hay que señalar que una parte de los residuos de los escapes sufren transformaciones por efecto de las radiaciones solares dando lugar a un "smog". Este, es de olor ácido y repelente, produce irritaciones en los ojos y trastornos respiratorios.
En todos estos casos los niños son los más expuestos a sufrir los trastornos, por estar menos desarrollados y por su menor estatura, ya que los gases de los escapes quedan, en su mayor parte, a un metro de altura.





Contaminación de los Suelos

La contaminación del suelo se produce por dos clases de productos: los inorgánicos y los orgánicos. Entre los primeros se encuentran los metales pesados. El mercurio, el plomo, el cadmio y el cromo son los que representan mayores peligros. Aunque tampoco puede descartarse daños posibles por otros metales como el zinc, el cobre, el hierro y el níquel.La acción perjudicial de estos metales se manifiesta en forma de intoxicaciones crónicas que afectan al hombre. El camino que siguen estos elementos para llegar al ser humano es a través de la cadena alimentaria.
Otros productos que contaminan el suelo son los solventes, los plaguicidas, sustancias del tipo de los fenoles y los clorofluorcarbonados (CFC), todos agentes potencialmente cancerígenos.






Efecto Invernadero.

La atmósfera de la Tierra está compuesta de muchos gases. Los más abundantes son el nitrógeno y el oxígeno (este último es el que necesitamos para respirar). El resto, menos de una centésima parte, son gases llamados "de invernadero". No los podemos ver ni oler, pero están allí. Algunos de ellos son el dióxido de carbono, el metano y el dióxido de nitrógeno.
En pequeñas concentraciones, los gases de invernadero son vitales para nuestra supervivencia. Cuando la luz solar llega a la Tierra, un poco de esta energía se refleja en las nubes; el resto atraviesa la atmósfera y llega al suelo. Gracias a esta energía, por ejemplo, las plantas pueden crecer y desarrollarse.
Pero no toda la energía del Sol es aprovechada en la Tierra; una parte es "devuelta" al espacio. Como la Tierra es mucho más fría que el Sol, no puede devolver la energía en forma de luz y calor. Por eso la envía de una manera diferente, llamada "infrarroja". Un ejemplo de energía infrarroja es el calor que emana de una estufa eléctrica antes de que las barras comiencen a ponerse rojas.
Los gases de invernadero absorben esta energía infrarroja como una esponja, calentando tanto la superficie de la Tierra como el aire que la rodea. Si no existieran los gases de invernadero, el planeta sería, cerca de 30 grados más frío de lo que es ahora. En esas condiciones, probablemente la vida nunca hubiera podido desarrollarse. Esto es lo que sucede, por ejemplo, en Marte.
En el pasado, la Tierra pasó diversos periodos glaciales. Hoy día quedan pocas zonas cubiertas de hielo. Pero la temperatura mediana actual es solo 4 ºC superior a la del ultimo periodo glacial, hace 18000 años.
Marte tiene casi el mismo tamaño de la Tierra, y está a una distancia del Sol muy similar, pero es tan frío que no existe agua líquida (sólo hay hielo), ni se ha descubierto vida de ningún tipo. Esto es porque su atmósfera es mucho más delgada y casi no tiene gases de invernadero. Por otro lado, Venus tiene una atmósfera muy espesa, compuesta casi en su totalidad por gases de invernadero. ¿El resultado? Su superficie es 500ºC más caliente de lo que sería sin esos gases.





Contaminación de la Basura


1. Basura orgánica. Se genera de los restos de seres vivos como plantas y animales, ejemplos: cáscaras de frutas y verduras, cascarones, restos de alimentos, huesos, papel y telas naturales como la seda, el lino y el algodón. Este tipo de basura es biodegradable.

2. Basura inorgánica. Proviene de minerales y productos sintéticos, como los siguientes: metales, plástico, vidrio, cartón plastificado y telas sintéticas. Dichos materiales no son degradables.

3. Basura sanitaria. Son los materiales utilizados para realizar curaciones médicas, como gasas, vendas o algodón, papel higiénico, toallas sanitarias, pañuelos y pañales desechables, etcétera.

Esta última es a la que realmente se considera como basura, ya que en ella se da la presencia de microorganismos causantes de enfermedades, por tanto, debe desecharse en bolsas cerradas y marcadas con la leyenda basura sanitaria.

Los desechos inorgánicos pueden reciclarse o reutilizarse, y los orgánicos, convertirse en fertilizantes, abonos caseros o alimento para algunos animales.

Lamentablemente, la mayoría de las actividades que el ser humano desempeña son generadoras de basura. El problema principal consiste en la cantidad de desechos producidos, y que en la mayoría de las ocasiones ni siquiera se cuenta con los espacios suficientes para recibirlos.




Contaminación Sónica.


al exceso de sonido que altera las condiciones normales del ambiente en una determinada zona. Si bien el ruido no se acumula, traslada o mantiene en el tiempo como las otras contaminaciones, también puede causar grandes daños en la calidad de vida de las personas si no se controla adecuadamente.

Las principales causas de la contaminación acústica son aquellas relacionadas con las actividades humanas como el transporte, la construcción de edificios y obras públicas, las industrias, entre otras.

Efectos Auditivos.


El sistema auditivo se resiente ante una exposición prolongada a la fuente de un ruido, aunque esta sea de bajo nivel.

El déficit auditivo provocado por el ruido ambiental se llama socioacusia.

Una persona cuando se expone prolongadamente a un nivel de ruido excesivo, nota un silbido en el oído, ésta es una señal de alarma. Inicialmente, los daños producidos por una exposición prolongada no son permanentes, sobre los 10 días desaparecen. Sin embargo, si la exposición a la fuente de ruido no cesa, las lesiones serán definitivas. La sordera irá creciendo hasta que se pierda totalmente la audición.

No sólo el ruido prolongado es perjudicial, un sonido repentino de 160dBa, como el de una explosión o un disparo, pueden llegar a perforar el tímpano o causar otras lesiones irreversibles. Citando puntualmente las afecciones auditivas que produce el ruido tenemos: Desplazamiento Temporal Del Umbral De Audición y el Desplazamiento Permanente del umbral de audición.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada